COMO VAN LAS COSAS, LA COMIDA SENCILLA VALDRÁ UN COMINO

Por Estrella de los Ríos, agosto 22 de 2013

Como van las cosas en el campo de la comida, de la cocina (detesto el rimbombante “gastronomía) la mesa casera, las recetas de toda la vida, la comida sencilla valdrá un comino.  Quien manda sin lugar a dudas son los Medios, ellos venden escándalos, tendencias, percepciones, peleas, rencillas, insultos, vulgaridad y exhibicionismo. Lo auténtico e individual no cuenta. Pone a salvo vivir en comparsa, disfrazarse de idiota útil, de payaso mediático, de marimonda social; e igual acaba la comida de toda la vida, la sana, la  de la gente alegre, la de lavar y planchar.

Yo vengo de vuelta. Mientras la masa marcha en gavilla sin mirar, sin sopesar, sin analizar qué pasará adelante cuando lleguen al acantilado y perecer como hámster escandinavo que se suicida en masa, yo voy en deliciosa y sosegada contravía porque hace años largos no como cuento. Mi memoria registra que apenas llegaba a los siete años cuando advertí la mentira de los Medios.

Temperaba en casa de mi abuela en Cartagena, donde nací; mis padres vivían en otro lugar por razones de trabajo. Un tío político, escritor,  era columnista de planta de uno de los periódicos locales más serios, sólidos en su momento; yo lo veía teclear día y noche en su máquina de escribir que desplegaba los tipos cual cola de pavo real. Me tocó la fecha de mi cumpleaños en esa visita. Si a uno siendo niño no le arman escándalo con cada onomástico, pasa cada año sin levantar tierrero, pero los adultos se encargan de malear los castos cerebros de la infancia.

Esculcar cada letra de los periódicos mañaneros era lo primero que hacían mis tías al levantarse y al desayuno debatían las noticias serias y las triviales. Ellas, a la usanza del ser cartagenero devoraban páginas sociales, arena propia para desplumar gansos, y en voz alta exaltaban o ridiculizaban al protagonista de la noticia. Entre las notas sociales apareció una, breve, que ellas leyeron en voz alta, “La niña Fulanita de Tal reunió ayer a un nutrido grupo de sus amiguitos para celebrar su cumpleaños; cantaron el Happy birthday apagaron las velas y compartieron un exquisito puding y helado rodeada de una lluvia de regalos.”  ¿Cuándo, cómo, dónde, cuáles amiguitos y cuáles regalos? Desde ese día supe que la mitad de las notas sociales eran inventadas y la otra mitad pagada para aparecer. Recuerdo que me dio una pataleta por haber hecho públicos mis cumpleaños.

Como  dice mi amiga Olga, “todo es ficticio”, ficticia es también la noticia gastronómica, ficticias las recetas incompletas que rellenan páginas, como relleno es la noticia inventada por los redactores para alimentar las arcas de su amo. En el menos peor de los casos las fotografías salen trocadas, en la receta de la lechona aparece un tamal y en la de la torta de frambuesa sale la foto de un esponjado de fresa.

Si en la noticia seria no hay quien ronde la sala de redacción, figure usted cómo será en la sección de “gastronomía” que existe para estar a tono con la moda mediática  de lo relacionado con el comer que como el escándalo vende bastante. Cuanto más rebuscada, llena de ingredientes además exóticos,  cargada de técnicas que tanto gustan a los legos, mejor.

Mi exquisita receta de esta ocasión es la versión rebuscada del sencillo arroz blanco con carne molida guisada, acompañados los dos con tajadas de plátano maduro. Como al amante de la vida de lujo extremo le gustan las recetas complicadas aquí va la mía, que por llena de requeñeques no deja de ser exquisita y muy comfort food.

Ésta se compone de un exquisito arroz árabe de cebolla roja, un pino estilo italiano de carnes de res y ternera molida con abundante arveja verde tierna y rizos dulce de plátano frito. Lo delicioso de esta combinación es que puede servirse por separado o mezclando el arroz con la carne con un resultado bastante similar a un arroz con almendra sin almendra y el crocante dulce de las tajadas de plátano.

PICADILLO DE CARNE ESTILO FLORENTINO

 

200 gm de centro de pierna de res molida

200 gm de pierna de ternera molida

1 pimiento rojo finamente picado

1 cebolla blanca finamente picada

½ diente de ajo finamente picado

Sal al gusto

Pimienta

Orégano al gusto

1 taza de arvejas verdes muy tiernas

1 taza de agua hirviendo

 

 

Con 48 horas de anticipación adobe la carne incorporando el pimiento, la cebolla, sal, pimienta y orégano. Guarde en un recipiente tapado y refrigere hasta el momento de usar. Para preparar el picadillo caliente un caldero mediano o cacerola, vierta una cucharada de aceite de oliva y media de mantequilla, saltee la carne hasta blanquear, vierta una taza de agua caliente, revuelva bien, tape y cocine a fuego medio hasta que evapore el líquido y las arvejas estén tiernas. Rectifique la sazón, apague el fuego y tape. Mientras la carne se cocina, prepare el arroz. Si desea, en otra ocasión varíe la receta agregando un puñado de alcaparras y aceitunas.

ARROZ PÚRPURA CON CEBOLLA

 

4 cebollas rojas peladas y cortadas en rodajas

2 cucharadas de aceite de oliva y 1 de mantequilla

6 tazas de agua hirviendo

1 libra de arroz

 

A fuego alto ponga un caldero o cacerola donde hace el arroz habitualmente, agregue el aceite, la mantequilla y saltee la cebolla hasta quedar morada oscura y marchita. Agregue el arroz, saltee unos segundos hasta abrillantar; ponga sal al gusto,  vierta el agua hirviendo poco a poco, revuelva, reduzca el fuego, tape y deje el arroz en bajo unos veinte minutos hasta que el arroz esté listo.

 

VIRUTAS DE TAJADAS DULCES

2 plátanos hartones amarillos firmes

1 taza de aceite vegetal

1 cda de canela

 

Pele los plátanos y corte tajadas muy finas con la mandolina o taje lo más fino con un cuchillo afilado. Frite en aceite caliente revolviendo para que no se peguen hasta quedar secas y doradas. Escurra, espolvoree la canela y sirva una montañita de arroz en el centro, alrededor el picadillo y las virutas enterradas en torno a la carne. Remate el arroz con cuadros de tomate y gotas de aceite de oliva. Si desea, revuelva el picadillo con el arroz, espolvoree almendras tostadas en mantequilla encima y adorne con cuadros de tomate y aceite de oliva.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>